Blogia
El Blog de Manuela Trasobares

La financiación pública de los festejos taurinos es inaceptable.

La financiación pública de los festejos taurinos es inaceptable.

Nota de prensa.

La Concejala republicana Manuela Trasobares solicita que las autoridades municipales dejen de subvencionar los “bous al carrer”, puesto que el dinero público debe gestionarse según el interés común y en ningún caso en una actividad que puede suponer un peligro para la ciudadanía, sin aportar ningún beneficio.

 

Los accidentes graves que se registran en este tipo de festejos deben conducir hacia una reflexión sobre su inconveniencia atendiendo a criterios éticos, de salud pública y de protección de los animales. Se trata de un espectáculo que no cultiva  los valores humanos sinó más bien los instintos crueles. Resulta espeluznante  que aquellos toros con un historial más sangriento sean los más cotizados, los que más público atraen y los que más se disputan las peñas taurinas; de tal modo que contar con uno de estos ejemplares en los festejos se convierte en un orgullo para el municipio. Es decir, que el mayor atractivo del espectáculo de “bous al carrer” se encuentra en contemplar las evoluciones de un astado que acabó con la vida de algún joven en otra plaza, observando hasta que punto los corredores se atreven a retarlo y esperando que, por lo menos, provoque un revolcón  para que la tarde llegue a su clímax.

 

El dinero público debería emplearse para que los jóvenes se cultiven en otro tipo de artes más ilustrativas, con mayor proyección humana y profesional. Los valores que desde las instituciones deben fomentarse son los de la tolerancia, la solidaridad, el entendimiento y la paz. Pero estos festejos más bien parecen inducir a la mentes a amar el peligro, el riesgo y la barbarie. Difícilmente pueden tener cabida en una sociedad que se precie de civilizada. Su financiación pública es inaceptable.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Santi -

Gracias, Manuela, por tu sinceridad. A pesar de que los que tenemos algo que ver con la política sabemos que muchas veces la sinceridad no da votos, pero nos hace más humanos.
Por eso, por ser humana, sincera y auténtica, te doy las gracias, porque es como mejor se paga la autenticidad. Y que Dios, si existe, te lo pague mejor algún día.
Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres