Blogia
El Blog de Manuela Trasobares

Unas declaraciones aberrantes

Unas declaraciones aberrantes

     Yo pinté este cuadro hace ya tiempo y ninguna galería ha querido exponerlo, pero puede verse el apartado de pintura de  mi web www.trasobaresart.com y lo reproduzco aquí  porque viene muy al caso.

     El obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, manifestó en una entrevista publicada esta semana en el periódico local La Opinión de Tenerife que "puede haber menores que consientan los abusos, hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo; incluso, si te descuidas, te provocan".

     Las palabras del Obispo son muy claras, sin embargo, en el programa La Noria de ayer, Jordi González se vio obligado a que el realizador las repitiera por segunda vez, ante la justificación que de ellas hacían los voceros del pp sentados a su derecha. Ni aún oyéndolas de nuevo las condenaron claramente, sinó que volvieron a salir en defensa del obispo. Jordi les informó  que el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid las había calificado de barbaridad y amonestado al obispo, recordando que sus argumentos son los mismos que aportan los pederastas condenados. La diputada del PP por Barcelona, renegando de su país y de la misma iglesia catalana, que para nada está en esta línea, tuvo la desfachatez de insistir en que hay niños de 13 años que efectivamente provocan, lo que no venía al caso, pues con un asunto tan traumatizante como la pederastia, no cabe un resquicio de justificación. El debate se saldó, ante la sorpresa del moderador y la complacencia de los periodistas de la izquierda, con una cierta disculpa a las palabras aberrantes del obispo.

     Para mí el mensaje episcopal es muy transparente: muestra claramente sus demonios internos (“si te descuidas, te provocan”), la pasión viciosa que corroe a incontables eclesiásticos y que ha conducido a la iglesia americana y a los legionarios de Cristo al desprestigio más indigno. Además muestra también cual ha sido la política adoptada por los obispos ante los casos de abusos sexuales clericales: el encubrimiento, el traslado a otra parroquia y cuando el vicio salía a la luz por reincidencia y la víctima llegaba a una reclamación judicial: la negociación de una indemnización millonaria a expensas del abultado patrimonio de la Iglesia. En su libro “El Poder y la Gloria”, David Yallop narra toda la historia de los abusos sexuales por parte de sacerdotes en EEUU. Cuando la Iglesia no pudo seguir encubriendo  los incontables casos que salieron a la luz, algunos obispos americanos trataron de salir al paso con argumentos como los que ha aportado el obispo de Tenerife. Pero la incontinencia de éste le ha llevado a exculpar un delito y una bajeza moral inexculpable, máxime por quien ejerce una autoridad religiosa, a pesar de que la verdadera dimensión de este problema todavía permanece oculta en España.  

     En este mismo libro, Yallop revela que el abuso sexual sacerdotal no se limita a los niños, sinó que las religiosas y las mujeres católicas laicas han sido también su objeto. La hermana Maura O´Donohue, doctora de la Orden de las Misioneras Médicas de María remitió la Vaticano en febrero de 1994 un extenso informe en el que se quejaba de este tema y relataba incidentes en 23 países de los cinco continentes. Ante el silencio de las autoridades vaticanas, buscó ayuda en el periódico National Catholic Reporter, que publicó un reportaje de portada sobre el tema el 16 de Marzo de 2001. El principal diario italiano “La Repúbblica” hizo lo mismo cuatro días después. La católica Margaret Kennedy fundó la asociación “Cristianos Supervivientes del Abuso Sexual” para denunciar esta lacra, que no es exclusiva de la Iglesia Católica sinó también de los credos protestantes ultraconservadores, que constituyen la base de la sociedad norteamericana, y que tienen en España como máximo exponente a César Vidal, periodista protestante de la Cadena COPE. 

     Sin embargo, esta tragedia no está circunscrita a los Estados Unidos, en nuestro país la conocemos perfectamente y todos hemos oído casos en conversaciones privadas. Uno de los muchos recuerdos que marcaron mi infancia, y por tanto mi vida adulta, fue el día que mi tía Mercedes apareció en casa enrojecida,  fuera de sí, para advertir a mi madre que tuviera mucho cuidado con el cura. Ambas iban a misa, pero mi tía era especialmente beata y de confesión frecuente. Como mi tío no solía hacerle demasiado caso, sublimó la pasión que nos caracteriza a los Trasobares y se volcó en la religión. De este modo hizo una gran amistad con el sacerdote, quien al cabo de un tiempo quiso pasar del consuelo espiritual al carnal, y mi tía, que ya había renunciado a sus instintos en favor de la fe, se llevó un trauma del que nunca se recuperó del todo y pasó a volcar su insatisfacción en la comida, desarrollando un apetito voraz.

     Uno de los muchos republicanos que aún perviven en el Cabanyal, a pesar del peso de las cofradías y la expoliación a que el Ayuntamiento de Valencia quiere someter el barrio, me contó como su infancia, asesinados sus padres por la represión franquista,  se desarrolló en un orfelinato. Todas las noches  se acostaban aterrorizados a la espera de que aparecieran los sacerdotes, que  sacaban a dos niños de la cama para que les acompañaran hasta la madrugada. Los seminaristas y las novicias tampoco han escapado a la voracidad sexual de las sotanas  y muchos han abandonado su vocación, hartos del acoso.

     Lo más preocupante del caso es que el sector de la Iglesia Católica que pronuncia estos argumentos depravados  no quiere soltar su función pedagógica y siente que la asignatura de Educación para la Ciudadanía le usurpa sus funciones. Para colmo los voceros del pp en La Noria insinuaron que esta asignatura incita al sexo precoz y a la homosexualidad. Pues bien, si ellos son tan retorcidos y malpensados, ¿ no podríamos nosotros sospechar que los obispos quieren mantenerse en la enseñanza para seguir teniendo a su disposición a esos niños que, según su mente pervertida,  les provocan? Lo que ha dejado claro el obispo de Tenerife es que ni él ni sus correligionarios tienen nada bueno que enseñar a nadie. 

     En otra parte sin desperdicio de la entrevista al Obispo de Tenerife se queja de que se promueva la homosexualidad. También en esto le apoyó la diputada catalana del pp, poniendo el caso de la educación sexual en Catalunya. ¡Cuántas patrañas para tapar la doble moral que desde siempre ha caracterizado a los impresentables que sellan la alianza secular entre el poder económico y la Iglesia! Estas afirmaciones reaccionarias son una evolución de la idea franquista de que la homosexualidad podía curarse. Yo misma fui víctima de la terapia psicológica que se basaba en esta barbaridad y cualquier variante me repugna. Ni la homosexualidad puede curarse, ni  promoverse su práctica, pues como cualquier otro tipo de sexualidad forma parte de la esencia misma del ser. Sin embargo, es imprescindible educar para  evitar el rechazo a quienes tienen  una opción sexual tan válida como otras, exceptuando la pederastia, que precisamente ha promovido el obispo de Tenerife.     

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Halcon Milenario -

Hola
Manuela en buenahora que lei hoy el Mediterraneo y por este diario llegue a tu blog.
Cuando uno lee lo del Tibet se pregunta por que las potencias del mundo no esgrimen los mismos argumentos que hicieron posible la invasión de Irak,la lucha por la libertad de un pueblo, es una dictadura que no se puede tolerar o esa que me hizo reir mucho la "Operación Libertad Durardera".
Sabemos que no haran una cosa asi y por ello el valor que tiene tener pequeñas trincheras democraticas que puedan hacer conocer a la gente de a pie este tipo de cosas. Te felicito.

lichtbogen -

Vaya Manuela, enhorabuena,no era consciente de que tu blog tambien lo seguían los talibanes y los filonazis de HazmeReir, solo que es un público un poco insolente, que ladra el odio que llevan acumulando durante unos dos mil años aproximadamente. Pero te animo a que sigas diciéndoles verdades como puños. ¡Eres fabulosa!

Por cierto Marditoroedor, yo no diría que sin acento, sino que sin mayúscula..

lichtbogen -

Vaya Manuela, enhorabuena,no era consciente de que tu blog tambien lo seguían los talibanes y los filonazis de HazmeReir, solo que es un público un poco insolente, que ladra el odio que llevan acumulando durante unos dos mil años aproximadamente. Pero te animo a que sigas diciéndoles verdades como puños. ¡Eres fabulosa!

Targum -

Francisco ha dit: "Se da mucha caña a los catolicos, me parece hipocresia. Los musulmanes "matan" a los homosexuales..."

Efectivamente, comentarios como el de Francisco demuestran cual es la mentalidad de la Iglesia Católica, en resumen: "rojos, gays, lesbianas y transexuales, porque no está la inquisición, que si no ibais a ver como ardíais".
Pues estas actitudes, Francisco, sintiéndolo mucho sólo merecen una reacción: la repudia y mi personal repugnancia hacia todo ese mundillo clerical que excreta estas barbaridades.
Ya me he enterado de que los militantes del partido fundado por un ex ministro de Franco, Fraga, tienen la orden de entrar en todas las páginas y blogs que puedan oler a "revolución" y tener el color rojo o rosa para dejar insultos y provocaciones.
¿Por qué? Pues porque ven que esto de Internet se les escapa de las manos, ellos que se pensaban que iban a poder volver a imponer su dictadura regia y ahora va y aparece Internet. Con eso no contaban.
Por cierto, ¿cuánto os pagan por vuestros insultos?

farinello -

Es muy cierto; el cuadro es divino. Y las sandeces del obispo de Tenerife, insufribles.

¿Por qué la postura del progesista es abrirse a todos, mientras que la del conservador, es imponerse ante todos a cualquier precio? Se vayan a imponerese a la mierda.

Me gusta mucho la familia como nucleo de amor y espacio de crecimiento en el que alcanzar un desarrollo como persona. Si es tradicional, tradicional, y si no encaja con ese modelo, pero se basa en el amor que se percibe dentro de un nucleo cualquiera, pienso que es tan positiva como puede serlo la tradicional.

Coño, Manuela. Eres una gran oradora. Te animo a que sigas publicando opiniones para poderlas debatir.

Marditoroedor -

Por cierto, un cuadro muy bonito. Luciría bien en el hall del colegio Cumbres... ¿Has preguntado?

Marditoroedor -

Tal como yo lo veo es la Iglesia (sin acento por favor) la que nos persigue a los que no queremos ser católicos. Primero nos bautizaron sin esperar a que tuviéramos edad para decidir. Recordad que Jesús ya había cumplido los 30. Luego, aún siendo niños, nos hacen comulgar con sus cosas, ofreciéndonos regalitos y ser el protagonista de una festorra que nadie perderse. Y nos casamos por la Iglesia porque, a ellas sobre todo, les hace mucha ilu eso de vestirse de blanco. No hay fiesta en mi pueblo que no esté vampirizada por el cura. Las campanas suenan mucho. Ya veremos si protestan cuando el muecín compita con ellos desde su minarete (todo llegará). Y finalmente te mueres y allí que aparece el cura ese a decir unas cuantas sandeces sobre lo bueno que eras, aunque todo el mundo sepa que quisiste apostatar y no te dejaron, que hacías gala de tu ateísmo y que incluso te acostabas con alguien de tu mismo sexo. O sea, que te persiguen hasta después de muerto ¿verdad?

Duke Vante -

Muy bien Francisco, eso quiere decir que como ellos lo hacen mal, nosotros, que sabemos que eso es una barbaridad no debemos mejorarlo, ¿verdad?
El hecho de que en otros sitios estén peor, no quiere decir que no debamos luchar porque todos podamos ser iguales. No hay ninguna persecución al catolicismo, hay una persecución al sectarismo de la cúpula eclesiástica, esa gente que paga sumas millonarias para ocultar abusos a menores, sólo para no manchar el nombre de alguien que además de violar a un niño, viola un voto de castidad que tiene para con ellos, eso es hipocresía señor mio, y puedes pensar lo que quieras, porque conozco curas que son buenas personas, pero, mientras la gente muere de hambre por todo el mundo, los líderes de la 'Iglesia de los Pobres' están cebados como gorrinos...

Francisco -

Se da mucha caña a los catolicos, me parece hipocresia. Los musulmanes "matan" a los homosexuales, prostitutas, adulteras, a las mujeres aunque sean solteras pero que se acuesten con un casado, y su religión "obliga" destruir, perseguir y acabar con todo aquello que vaya contra su religión. Esto que os leo es hipocresia. Veo una España con Burca, eso sí la mala de la pelicula y hasta la culpable de todo sera la Iglesía catolica

juan -

Lo que hablais es mentira. Es facil vomitar palabras y dejarlas ahi. La iglesía nunca postula que los seres humanos no sean iguales, es facil hablar de lo que no se conoce, o utilizar una simple frase para justificar acabar con la iglesía. La iglesía esta en contra de toda discriminación, toda, que no aprueba la homosexualidad, por supuesto, ni la pederastia, ni muchas cosas, que significa esto, que los homosexuales que quieran vivir en pareja no sean contemplados por la sociedad, no, lo que no se puede es imponer una moral, hoy esto esta bien y punto, no existe otra cosa, y como con Franco era igual pero al reves pues ahora os "jodeis", esto es otra dictadura, si quieren enseñar que enseñen que el hombre es quien tiene pene, y la mujer quien no la tiene, eso se da en ciencia, y en etica, religión, y en la asignatura como la quieran llamar que enseñen que hay que respetar a todas las personas, tengan la condición sexual que tenga, social, racial, nacionalidad, etc ... lo demás es imponer, y no hay que imponer nada, el estado no puede entrar en el fuero interno de la persona, eso pertene a la persona.
Y a los pederastas y demás pues que los metan en la carcel con un cartelito grande encima, para que allí reciban el trato que...

Bad Education -

La Iglesia Católica se degrada y se pone en evidencia ella misma cada vez que abre el pico. Hoy escuché a una monjita pepera en un telenoticias diciendo: "A la Iglesia cada vez se le respeta menos". Querida Hermanita, ¿cómo quiere que se le respete a una institución que niega constantemente la igualdad entre los seres humanos y que sale a la calle, pancarta y bandera de España en mano(y con autocares pagados por el PP)con el morro y la doble moral de condenar la homosexualidad y, sin embargo, haciendo vista gorda a la evidente y demostrada pederastia extendida entre el colectivo episcopal.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres