Blogia
El Blog de Manuela Trasobares

Yo acuso al Estado Monárquico de asesinato.

Yo acuso al Estado Monárquico de asesinato.

 "Trasobarismo en Estado Puro". Performance lírico

Yo acuso a España de asesinato.

 Las principales características humanas son el pensamiento, su expresión y la capacidad de dirigir el propio destino. Arrancándole estas funciones se puede matar un hombre o un pueblo, no es preciso quitarle su vida animal. Podrá seguir comiendo, defecando, durmiendo y trabajando; pero su vida humana le habrá sido arrebatada, se habrá convertido en una hormiga.

 Desde algunos foros se ha denunciado y comprobado sobradamente la corrupción que se ha instalado en todas las esferas del Estado, desde el Palacio de la Zarzuela hasta el más diminuto de los ayuntamientos gobernado por los partidos monárquicos. Los favores, el amiguismo, las comisiones y el intercambio de influencias gobiernan los contratos económicos incluso a nivel de relaciones internacionales. Tamaña espiral de corrupción se genera en las recalificaciones de terrenos, cobra impulso en las concesiones de obra pública y alcanza su máxima expresión en las exportaciones de firmas cuyo departamento comercial es la Casa Real o el gobierno.

 Sin embargo, la acusación de corrupción me parece nimia para un Estado cuyo principal delito es el asesinato. La tela de araña que el PP, el PSOE y la monarquía han tejido para proteger sus privilegios es una trampa mortal para cualquier espíritu libre que more en su territorio. Este triunvirato dispone de todos los medios de comunicación y económicos para anular cualquier atisbo de ideología discordante con su sinfonía monocorde. Solamente tienen derecho a pensar y expresar sus ideas, como seres humanos, los que se sitúen en los aledaños de alguno de estos tres vértices: el conservadurismo, el socialismo liberal o la grandeza de España. Todos los puestos de influencia, todos los centros de poder se reparten entre ellos, también las oportunidades profesionales o de lucro.

 Algunos bestias se integran en el triángulo, renunciando a su propia visión, para tener la ocasión de realizar un sueño, aunque sea el de otros. El mensaje de los poderosos es claro: acércate a nosotros o muere. Pero incluso muchos de los que se acercan no tienen otra oportunidad de realizar algo provechoso más allá de enchufar los altavoces para que hablen los  mentirosos.

 Doy fe del crimen.

 Yo acuso al Estado Español de matar la vida humana de sus ciudadanos librepensadores, entre ellos la mía propia y de alienar la del resto, todo ello en aras de mantener privilegios y beneficios desde la función pública, es decir, de mantener la corrupción y anestesiar la capacidad crítica de toda la sociedad silenciando la voz de los intelectuales que la analizan desde una perpectiva propia.

 Cuando no se me ha permitido cantar en los teatros de ópera a pesar de tener un voz privilegiada y una capacidad forjada por la marginación para interpretar el drama lírico, se ha matado todo mi esfuerzo, mis años de preparación, mis ilusiones nacidas en una infancia y una adolescencia marcadas por el fascismo y aprovechadas por los depravados con el único fin de robarme los rendimientos que sacaba de la única actividad que me permitía este Estado democrático: la prostitución.

 Cuando la Junta Central Fallera de Valencia ha prohibido la exposición de mis obras en la calle por considerarlas blasfemas con una fiesta cuyo origen es precisamente la crítica de sí misma, me han matado también por que no estaba dispuesta a dejarme engullir por ese reducto franquista. No iba a expresar su visión de las Fallas, sinó la mía propia, a saber, que toda la parafernalia de la fiesta no es sinó una excusa para que la mujer valenciana pueda calmar su fogosidad, de un modo real o fictíceo. Por ello representé a una enorme fallera valenciana en cuclillas y con la cara morada, que era embestida desde atrás por un demonio. Pero estos señores de la Junta no podían dejarme expresar mi punto de vista, debían, como caballeros proteger la honorabilidad de las falleras, aunque luego se dieran cita en las saunas gays para ponerse ellos mismos la peineta y sodomizarse mútuamente. Menuda mafia de maricones encubiertos, desde luego aprendieron bien la lección de Paquito. Lógicamente tampoco les pareció aceptable que yo invitara a salir del armario a Dª Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, representándola en un ninot con un enorme plátano entre las piernas.

 Y cuando dos partidos que hacen el teatro de oponerse se han puesto de acuerdo en mi municipio para impedirme llevar a cabo un sólo punto de mi programa republicano, también han matado mi capacidad política y han destruido la riqueza cultural y económica que mi iniciativa podría aportar a la sociedad.

 Por tanto soy testigo en primera persona de que los estamentos del Estado asesinan la vida humana de quienes no les convienen para convertir al ciudadano en un ser semianimal que trabaje y consuma sin pensar, si es que le permiten trabajar con un mínimo de dignidad y vivir bajo algún techo.

http://www.kaosenlared.net/noticia/yo-acuso-estado-monarquico-asesinato

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

biel -

M'ha encantat llegir el teu article. Segueix així Manuela, tu pots amb tota aquesta gent, aquesta comèdia i la seva hipocresia.

Salutacions des de Mallorca!

Jaume -

Bravo, bravo y bravo.
No puedo estar más de acuerdo contigo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres