Blogia
El Blog de Manuela Trasobares

Un missatge colpidor

Demà dilluns 25/02/2008 participaré a la roda de premsa d´Esquerra Unida i Republicana a Benicarló a les 19:00 hores. Apreciat Eduard, espere que t´acostes a conéixer-me. L´acte és al Casal Municipal.

"Manuela? Es este tu email personal? Espero que sí, porque me voy a enrollar como una persiana y me sabría mal que no te llegara. Me permito tutearte porque aunque te conozco desde hace muy muy poco, te tengo ya como a alguien familiar. Me llamo Eduard, tengo 20 años y vivo en Benicarló. Me sorprendió muchísimo (nivel “salto de la silla” cuando lo escuché en una entrevista que hiciste) que tu tío fuera artista fallero en mi pueblo. ¡Qué grandísima sorpresa! Además, creo que durante unos años veraneaste aquí, pero bueno, ya es tu vida personal.

Verás, te escribo este email ante todo para transmitirte mi más sincero agradecimiento. Tu “discurso”, tus palabras en las diferentes apariciones televisivas, radiofónicas e impresas, me han llegado hasta la médula, de manera que tras años declarándome agnóstico, creo en algo, en alguien. Creo en ti. Tal como leo por la red, me podría definir como “trasobarista”. Quizás. Pero soy demasiado inconformista. Me inspiras espíritu de superación, de lucha por tus ideales, me inspiras seguridad… Fíjate, te llamas igual que mi madre. Dos Manuelas que han marcado mi vida. A diferente nivel, pero así es.

Estamos cerca. Como cuando cae un premio de Lotería, me llena de orgullo que estés en un pueblo de la comunidad Valenciana, y ¡en la misma provincia que yo! Así que no sólo me une a ti la cercanía espiritual, sino también la geográfica. Qué cosas. Recuerdo cuando tenía 10 años haber visto a una mujer que tiraba unas copas en un plató de TV. No entendía qué pasaba, pero veía a una mujer muy convencida de lo que hacía. Yo era un crío, y no entendía conceptos como “ignorancia”, “dictadura”, “represión”… pero por desgracia sí conocía y demasiado bien otros como “homofobia”, “injusticia” o “desigualdad”. Pasaron los años noventa, y casi los 00. Diez años más tarde, en 2008, casualidades de la vida me han llevado a ese vídeo, y a raíz de la fuerza que transmites comencé a aprender más de ti. A empaparme de tu filosofía. No te escribo porque me hiciera gracia tu aparición en aquel programa, no. Es mucho más que eso. Es algo como: “Tengo mucho que ver contigo”. Llevo la entrevista que te hizo Jesús Quintero en mi MP3, y me la pongo cuando voy a la facultad o cuando vuelvo a casa. La escucho, la reescucho, y me saco el sombrero por cada frase que dices. Mis amigos se ríen si se lo digo, pero ¿a mí qué me importa? La vida es demasiado fugaz para preocuparme de la opinión externa.

Manuela, realmente mi manera de ver el mundo ha cambiado muchísimo gracias a ti. Creo que estoy siendo demasiado cursi, pero espero ser claro en lo que es la esencia del mensaje. Descubrimientos como este no los he hecho todos los días.

Me gustaría acercarme a Geldo a saludarte y a decirte: “ole, ole y ole”, y con perdón y con cariño, “visca la mare que t’ha parit!”. Intento aprovechar la vida como si fuese mi último día, así que parto de la base de que no tengo nada que perder. Por eso me desnudo emocionalmente y te cuento mis parafernalias. Porque confío en ti, aunque tú no me conozcas. No me considero admirador tuyo en el sentido estricto de la palabra; prefiero el de seguidor. “Supporter”, que dicen los ingleses.

Me resigno a creer en las cosas, porque desaparecen, se esfuman cuando crees que están ahí. Como las personas. Pero tú eres una mujer auténtica de la cabeza a los pies. Me haría tanta ilusión que leyeras esto.

Muchísimos abrazos, aquí tienes a un chaval fascinado y admirado. Ojalá pudiera conocerte en persona. Un petó molt fort, maquísima!"

  Eduard :)


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres