Blogia
El Blog de Manuela Trasobares

Las hijas góticas del Presidente y la historia oculta de España.

Las hijas góticas del Presidente y la historia oculta de España.

 

La obsesión por mantener al pueblo engañado ha sido llevada al paroxismo por el presidente del gobierno al querer ocultar la estética de sus hijas, por los peperos tratando de que no se note la gran cantidad de líderes homosexuales que hay en sus filas y por los comunistas que no quieren hablar de ideologías, ni denunciar abiertamente el genocidio franquista, ni programar el fin de la monarquía parlamentaria, un sistema cimentado en la mentira constante.

Según las cortas miras sociales del presidente, presumir de esposa delgada, mona y mezzoprano puede dar un buen rédito electoral; pero unas adolescentes que se visten de negro, mantienen su cara pálida y se cuelgan cruces en las orejas deben ser escondidas, no para preservar su intimidad, pues evidentemente esa es la falsa excusa oficial, sinó por que le interesa dar una imagen estereotipada. Pues bien, si este señor fuera progresista, no escondería que tiene dos hijas góticas, sinó que las mostraría con normalidad con el fin de tranquilizar a miles de padres cuyos hijos pertenecen a alguna tribu urbana y que están preocupados por que nadie les ha enseñado que no pasa nada. Si no quiere que salgan en los periódicos simplemente podría admitir: “ mis hijas odian la luz de los flashes, les gusta la oscuridad y salen mal en las fotos por que lucen el rostro pálido y vestidos oscuros en señal de protesta hacia una sociedad con la que no comulgan. Son unas niñas maravillosas.” Sería un alivio para mucha gente que no quiere vestir ni vivir como nos imponen. Daría un ejemplo muy beneficioso y ayudaría sobremanera a la integración social y laboral de quienes se sienten diferentes por uno u otro motivo. En vez de eso las esconde y provee de munición barata a la prensa amarilla a la vez que transmite la nefasta idea de que los adolescentes rebeldes avergüenzan a sus familias.


A los populares también les han publicado estos días los periódicos fotos que habrán tratado de esconder a toda costa. En relación con el escándalo que salpica la financiación irregular de este partido, aparecían sus líderes valencianos en actitudes que presumen intimidad sexual. El jefe de la trama cosquilleando la oreja de algún jóven con su bigote. Los cabezas del Consell, Francisco Camps y Ricardo Costa mirándose con brillo en los ojos y tocándose las mejillas. Aunque estas fotos se han publicado para ilustrar las grabaciones delatoras, muestran unas confianzas que presuntamente van más allá de los negocios, la política o la complicidad. Pero claro, todo esto hay que esconderlo. Hasta que uno de ellos no puede más con tanto guardar el tipo y funde la visa oficial del Ayuntamiento de Palma en clubs de alterne gays. Para esto sirve guardar las apariencias, para acabar desquiciado.


Recuerdo que en la primera falla que planté en la ciudad de Valencia llevé a la exposición del ninot una figura de Rita Barberá desnuda y con un hermoso plátano entre las piernas para invitarla a que mostrara su preferencias sexuales. El cartel del ninot rezaba: “ Sta. Rita Rita, a mi novia no me la quitan”. Este tipo de crítica mordaz debe ser normal en el contexto fallero y además todo el monumento tenía frutas que aludían a temas sexuales, lo cual es un recurso típico del arte fallero. Sin embargo, cuando la alcaldesa lo vio en su visita al museo del ninot, al parecer se sintió tan retratada que mandó destruirlo. Y allí mismo un grupo de falleros lo destrozó a lo bestia, atentando contra el contrato de depósito que se establece al dejar una pieza en un museo y contra mi derecho a la propiedad intelectual. La ejecución de este acto delictivo ordenado por una alcaldesa para mantener su armario cerrado fue publicada sin pudor por el periódico “Las Provincias”, mostrándolo como ejemplo de lo que había que hacer con la obra de los artistas que se atrevieran a criticar al poder o a descubrir sus intimidades. No contenta con esto, Dª Rita promovió mi expulsión del Gremio de Artistas Falleros de Valencia y negó la concesión de premios a las fallas que construí los años sucesivos.

Claro que cualquier político tiene el derecho de mantener en su vida privada el tipo de sexualidad que le apetezca. Pero es inmoral que se alíe con la religión católica, que se niegue a casar a homosexuales o ni siquiera reconozca este derecho y que no acepte públicamente sus preferencias homosexuales con el fin de normalizarlas ante la sociedad.

¿Cómo van a contribuir a una sociedad igualitaria si esconden sus propias diferencias?  

La cultura de la ocultación y la crónica histórica falseada es una herencia repugnante del franquismo. Un caudillo que disfrutaba recibiendo por el culo las embestidas de los mozos de la legión mientras se presentaba como el gran macho salvador de la patria, un hombre con una mente tan tergiversada fue capaz de perpetrar uno de los genocidios más atroces del siglo XX y de esconderlo durante décadas mientras se perpetuaba en el poder, primero con la ayuda de los nazis y luego con la de los yanquis. A raíz del homenaje que se ha hecho en Europa a los supervivientes de los campos de exterminio nazis hemos sabido que por orden de Franco allí perecieron torturados en cámaras de gas y hornos crematorios 7.000 españoles republicanos y que los supervivientes padecieron situaciones horrorosas física y psicológicamente, torturados de forma inhumana junto a los judíos. Hemos sabido también que quienes liberaron el sur de Francia de los nazis y llegaron primero a París fueron los combatientes republicanos que siguieron luchando por sus ideales tras cruzar la frontera en 1939. Ciertamente hay historiadores españoles que se han preocupado de investigar estos hechos y divulgarlos; pero han tenido que ser instituciones extranjeras las que rindieran público y merecido homenaje al testimonio de los republicanos españoles en Europa. Mientras tanto en España preside el Congreso de diputados un católico, hijo de franquista, que al ver desplegada la bandera republicana en el hemiciclo por un ex-combatiente le llamó la atención, diciéndole que esa bandera no era legal en la actualidad. Solamente por respeto a la masacre humana perpetrada contra sus defensores debió pedir la bandera tricolor y ordenar que ondeara en la fachada del Congreso para siempre.  

Desgraciadamente los republicanos valientes fueron exterminados o permanecieron en el extranjero. La fuerza que les permitió sobrevivir al holocausto fascista fue la de ser testigos del horror que se ha tratado de escondernos durante 70 años. Tras la muerte de Franco regresó a España Carrillo para abrazar cobardemente al rey, tomar asiento en el Congreso y acallar las voces revolucionarias.

Por respeto a la memoria de estos 7.000 mártires republicanos en Europa, así como la de todos los represaliados y ejecutados en la península, que aún yacen en fosas comunes o de los que gloriosamente cayeron en combate, gestos como el de Cayo Lara, visitando al heredero de Franco con un pin republicano en la solapa, deberían ser considerados impropios, obscenos. Franco planificó y llevó a término un genocidio que aún no se ha juzgado, ¿qué reconocimiento merece quien le sucedió tras jurar las leyes del Movimiento fascista?

No me cabe duda que la generación de las hijas de Zapatero se dará cuenta del gran error que cometieron sus padres al tratar de esconderles la historia, de olvidar el sacrificio de sus antepasados, de consentir la doble moral y de esconderlas a ellas mismas. Quizá los jóvenes de hoy, hastiados de la mentira, cambien algún día las cosas. Yo estaré de su lado.

Mientras tanto, dejemos que tengan la imagen, la vida y la sexualidad que más les plazca y que puedan mostrarse auténticos ante la sociedad. Pero sólo abriran los ojos si nosotros les desvelamos la verdad que subyace en la actual situación política, les descubrimos la historia que se pretende ocultar y vivimos ante la sociedad de acuerdo con nuestras ideas, nuestra verdadera sexualidad y nuestra total entrega a la lucha revolucionaria por la III República.

     Salud y República.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

francisco -

le felicito estoy realmente impresionado,es usted una mujer fascinante e inteligente me encanta

Pablo -

Manuela me encanta todo lo que escribes,eres auténtica,ojalá te tuvieramos como presidenta del gobierno.

Tus palabras me inspiran!

MARIAN -

He llegado hasta aquí por KAOS. Primero que nada darte las gracias por tu valentía y clarividencia. Solo quiero hacer una pequeña discrepancia a tu artículo:
En una entrevista a Zapatero, en su casa no en la Moncloa, cuando aún sólo era candidato, ya se negó rotundamente a que fotografiaran a sus hijas y ha permanecido en esta misma actitud todos estos años...hasta ahora, que no deja que se vean sus caras, con lo cual siguen pasando inadvertidas, pero si podemos ver su look, que me parece muy valiente al presentarse ante Obama,aunque a Zapatero le guste o no.

koldo -

Eres grande Manuela, una gran personalidad que siempre he admirado, me encanta tu fuerza y valentía.

Ojalá algun dia podamos conversar y ser buenos amigos ;)

Un abrazo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres